Explore our world of brands

Aprendiendo a combinar las frutas

Aprendiendo a combinar las frutas

¿Sabías que las frutas son súper variadas y si no sabemos combinarlas nos pueden hacer daño?

En este artículo te hablaremos un poco acerca de la clasificación de las frutas y de ciertas combinaciones a las que estamos muy acostumbrados, pero que no son nada saludables para nuestro organismo aunque saben deliciosas.

Las frutas se clasifican en: neutras, dulces, semi ácidas y ácidas.

- Frutas neutras: coco, cacao, macadamia.

- Frutas dulces: plátano, melón, guanábana, papaya, pera, manzana roja, granada, cereza, sandia, uva, pera, higo.

- Frutas semi-acidas: lima, durazno, mandarina, manzana verde, frambuesa, mango, fresa, ciruela, guayaba.

- Frutas acidas: mora, tamarindo, toronja, naranja, maracuyá, piña, arándano, limón, kiwi.

La principal recomendación es no combinar frutas de distintas clasificaciones para evitar problemas de acidez, diarrea, dolor estomacal, fermentación e indigestión. Así mismo hay que procurar comer frutas ácidas por la mañana mientras que las dulces no tienen límite de horario.

Combinar frutas en jugos y licuados está de moda dentro de las dietas “saludables”, sin embargo, no todas las combinaciones son bien recibidas por nuestro organismo, cómo: naranja con zanahoria; esta combinación eleva la acidez estomacal, pudiendo provocar agruras, reflujo y hasta deterioro en los uréteres. Papaya con naranja, naranja con limón y lácteos con piña entre otras combinaciones menos frecuentes como cereza con pera o plátano con guayaba.

Esto no significa que si hay alguna combinación que te encante tengas que dejar de tomarla, pero ahora ya sabes que tendrás que tener a la mano algún antiácido por si te cae pesado.

Recuerda guardar las frutas que deben refrigerarse dentro de contenedores plásticos con tapa hermética Snapware para que no se echen a perder.