Explore our world of brands

El arroz perfecto en tu cacerola Visions

El arroz perfecto en tu cacerola Visions

El arroz es una de las recetas más complicadas debido a que debemos cuidar muchos factores como: calcular la cantidad precisa de líquido a agregar, estar muy pendientes al inicio de la fritura del mismo (dependiendo de si queremos que sea arroz rojo o blanco), enjuagar y escurrir previamente, sazonar debidamente, no permitir que se bata, entre otros aspectos. Es por eso que una vez que aprendes a prepararlo puedes considerarte una experta en la cocina.    

Este es el paso a paso para lograr un arroz perfecto: 

1. Si vas a preparar arroz de grano largo debes remojarlo en agua por mínimo 5 minutos. Tirar esa agua y enjuagar lo suficiente hasta que el agua deje de salir blanca. Lo que logras con esto es quitar la mayor parte de almidón del grano y comenzar a hidratarlo para facilitar su cocción. En caso de usar arroz pre cocido debes omitir este paso. 

2. En una cacerola Visions a fuego medio con dos cucharadas de aceite o mantequilla sofreír el arroz hasta que esté traslúcido (si se quiere preparar arroz blanco) o hasta que esté un poco dorado (en caso de querer preparar arroz rojo). Omitir este paso si se usa arroz pre cocido. 

3. Una vez que el arroz esté sofrito se deberá reducir la flama para cocinar a fuego bajo y agregar la cantidad de líquido que represente una proporción 2 a 1 basados en la cantidad de arroz. Por ejemplo, si preparaste una taza de arroz deberás agregar 2 tazas de agua. El líquido a agregar puede ser agua o caldo de pollo. Para preparar arroz blanco y dar sabor al líquido licúa en éste un pedazo de cebolla y ajo, para preparar arroz rojo añade además a la mezcla licuada jitomate. Sazonar con sal al gusto y agregar si se desea unas hojas de perejil, cilantro o epazote. Si deseas agregar verduras como zanahoria o chícharos o granos de elote, colócalos en este momento. Mezcla con una cuchara.  

4. Coloca la tapa en la cacerola Visions y cocina a fuego bajo el tiempo necesario hasta que se consuma la mayor parte del líquido.  La vitrocerámica ámbar de las cacerolas Visions nos permite monitorear a través de la tapa y los laterales a los alimentos mientras se cocinan, de esa manera podrás detectar la cantidad de líquido fácilmente. Una vez que veas que falta un dedo de grosor para terminar de consumirse, apaga el fuego y con el calor que tiene la cacerola tapada permite que continúe hasta consumirse todo.  

5. Tu arroz estará listo para servirse y sin haberse batido.