Explore our world of brands

El almacenamiento de alimentos: cómo conservar las verduras y mantener la fruta fresca

El almacenamiento de alimentos: cómo conservar las verduras y mantener la fruta fresca

Cada año, el estadounidense típico desecha un promedio de 213Kgs (470 libras) de alimentos, con un valor total de alrededor de $ 600 millones de dólares en comestibles. Según un estudio de la Universidad de Arizona realizado en colaboración con el USDA, aproximadamente una cuarta parte de esos residuos son productos que salieron mal, antes de que se pudieran comer.

Si estás cansada de tirar las frutas frescas y las verduras porque se descomponen se enmohecen o se conviertan en papilla demasiado rápido, toma en cuenta estos consejos para saber cómo almacenar de forma segura estos productos del campo y extender su frescura.

Mantén tus productos integrales, Podría ser tentador el lavar y cortar tus apios, zanahorias y pepinos para prepara una rápida botana para llevar, pero al menos que los vayas a utilizar de inmediato, estos se van a empezar a echar a perder. Tu puedes prolongar la frescura de algunas frutas y verduras, la lechuga en particular, si las enjuagas en un baño de agua con jugo de limón.

No siempre es necesario el refrigerador, Los productos como las papas, cebollas, calabazas y el ajo se deben mantener dentro de un armario fresco y seco, o en la despensa, pero nunca en el refrigerador.

Déjalas respirar. El sellado de frutas y verduras dentro de un recipiente hermético, las ahoga y acelera el proceso de descomposición. Los contenedores Pyrex® Simply Store, le permitirá a tus verduras.. ¡Respirar!

Déjalos afuera. A los tomates, melocotones y peras, a todos les va bien la temperatura ambiente. Cuando se almacenan en el refrigerador, se ablandan rápidamente. También si tienes tomates verdes, melocotones o peras, el proceso de maduración se puede acelerar si los almacenas en una bolsa de papel o dejándolos en la mesa por un día o dos.

Ponles agua. Algunos vegetales, como los espárragos y las zanahorias, se mantienen mejor cuando se les pone agua. A los espárragos, córtales 2.5 cms (una pulgada) de la parte inferior, envuelve el extremo expuesto en una toalla de papel húmeda y luego apuntala el paquete en un vaso o tazón. Las zanahorias deben limpiarse y luego sumergirse en un recipiente con tapa lleno de agua, antes de almacenarlos en el refrigerador. Utiliza los refractarios Pyrex modelo No-Leak Lids™ para garantizar el que no haya derrames.

Guárdalos secos. A diferencia de los espárragos y las zanahorias, la lechuga debe ser colocada por fuera y seca o se echará a perder rápidamente. Lo mejor es inspeccionar tu lechuga y tirar cualquier hoja con un marchitamiento color marrón antes de refrigerarla, ya que esas hojas podridas harán que el resto se pudra también. Si trajiste lechugas sin lavar del mercado o tienda local de alimentos, separa las hojas y enjuágalas en un baño de hielo frío y agua mezclada con un poco de vinagre o jugo de limón, esto ayudará a mantener su firmeza.Giralas o sacúdelas para secar las hojas, antes de envolverlas en una toalla de papel seca y almacénalas en el cajón para verduras de tu refrigerador.

Casi todas las listas de “cómo almacenar los alimentos” recomiendan poner tus productos del campo en una bolsa de plástico o recipiente, sin embargo, el vidrio funciona igual de bien o tal vez mejor. Con la creciente preocupación sobre el químico BPA (Bisfenol A) presente en algunos plásticos (todos los envases de plástico Snapware® y las tapas de plástico Pyrex® están libres de BPA), los productos de vidrio, como los refractarios para almacenar alimentos de la línea de productos Pyrex® No-Leak Lids™, son una gran manera de mantener tus productos frescos y seguros.